La receta para una experiencia sexual inolvidable

Escrito por: Anel Martínez

|

|

Tiempo de lectura 6 min

¿Crees que para tener una buena experiencia sexual es necesario que aguantes lo máximo posible sin eyacular? Es probable que hayas visto en películas la típica escena donde hay dos personas manteniendo relaciones sexuales y el chico para no eyacular piensa en cosas absurdas, como en nombrar a los jugadores de su equipo de fútbol, repasar la lista de la compra, etc. También es posible que tus amigos te hayan dado consejos para distraerte justo antes de llegar al clímax, como pellizcarte en cualquier parte del cuerpo, pero… ¿realmente estos consejos son para disfrutar más en tus relaciones sexuales o solo para aguantar más?


En este artículo te voy a dar la clave para conseguir una relación sexual óptima, y es ni más ni menos que el estar en el “aquí y ahora”. Esto implica estar plenamente presente y consciente del momento, enfocándote en las sensaciones, emociones y conexiones que experimentas durante el acto sexual, dejando de lado las distracciones y preocupaciones externas.

Estar aquí y ahora


Estar “aquí” significa estar físicamente presente en el lugar donde está ocurriendo la relación sexual, prestando atención a tu pareja, a ti mismo y al entorno. ¿No te ha pasado alguna vez que en mitad del acto te suena el móvil? Es una de las distracciones más comunes actualmente, y eso hace que te desconcentres y desconectes de la persona que tienes delante. Primera regla: dejar de lado las distracciones, como los dispositivos electrónicos, las preocupaciones del día a día o cualquier otra cosa que pueda alejarte de la conexión íntima.


Estar «ahora» implica estar presente en el momento actual, enfocándote en las sensaciones y experiencias que estás viviendo en ese instante. Esto implica dejar de lado los pensamientos sobre el pasado o el futuro, y simplemente disfrutar y explorar el placer y la intimidad en el presente, estar atento y receptivo a las sensaciones táctiles, los sonidos, los olores y las emociones que surgen durante el encuentro sexual.

a couple in bed looking at each other with a smile in their face

Estar en el «aquí y ahora» en una relación sexual puede mejorar la conexión con tu pareja, aumentar la intimidad y el disfrute mutuo. Al estar plenamente presente, puedes responder a las necesidades y deseos de tu pareja, comunicarte de manera más efectiva y disfrutar de una experiencia sexual más gratificante y satisfactoria.


¿Quieres descubrir cómo aumentar la conexión y el disfrute en tus relaciones sexuales? ¡Aquí te revelo algunos consejos para cultivar la presencia y llevar tu intimidad a un nivel completamente nuevo!

  1. Conéctate con tu cuerpo: presta atención a las sensaciones físicas que estás experimentando en cada momento. Siente el contacto con tu pareja, desde la textura de la piel, hasta las caricias o los besos, etc. Cada vez que sientas que te vas, intenta cambiar de postura o de práctica para reactivar las sensaciones corporales y que te resulte más fácil concentrarte.

  2. Mantén la atención en el momento presente: evita que tu mente divague y se disperse en pensamientos irrelevantes. En lugar de eso, enfócate en lo que está sucediendo en el momento presente. De la misma forma que en el punto 1, presta atención a los movimientos, las expresiones faciales, los sonidos, las respiraciones y cualquier otra señal que pueda surgir durante el acto sexual.

  3. Comunícate abiertamente: la comunicación es fundamental en una relación sexual saludable. Expresa tus deseos, necesidades y fantasías a tu pareja. Pregunta y escucha lo que tu pareja desea y disfruta. La comunicación sí o sí, va a aumentar la intimidad y la conexión durante el acto sexual.

  4. Deja de lado las distracciones: apaga los dispositivos electrónicos y elimina cualquier distracción que pueda interrumpir tu concentración y conexión durante el encuentro sexual. Concéntrate en tu pareja y en el momento presente.

  5. Practica la conciencia plena: la práctica de la conciencia plena, como la meditación, puede ayudarte a desarrollar la habilidad de estar presente en el momento. Puedes explorar técnicas de respiración consciente y centrar tu atención en las sensaciones corporales para cultivar la conciencia plena durante el acto sexual.

a couple in bed hugged and happy

Aún así…. ¿te resulta difícil?


Imagina que una pareja está teniendo relaciones sexuales, pero ambos están preocupados y distraídos por diferentes pensamientos o situaciones que no están relacionados con el momento presente:


Uno de los miembros de la pareja está preocupado por el trabajo. Imagina la siguiente situación: durante el encuentro sexual, esta persona no puede dejar de pensar en las tareas y responsabilidades laborales que tiene pendientes. Su mente está ocupada con preocupaciones sobre proyectos, plazos o reuniones, lo que le impide estar plenamente presente y conectado con su pareja.


Por otra parte, el otro miembro de la pareja está preocupado por problemas personales: está atravesando situaciones personales difíciles, como problemas familiares o financieros. Durante el acto sexual, no puede evitar que su mente se desvíe hacia esas preocupaciones, lo que afecta su capacidad para estar presente y disfrutar plenamente del encuentro íntimo.


Ambos se distraen fácilmente con el móvil: en lugar de estar conectados entre sí, revisan sus notificaciones constantemente. Están más preocupados por las redes sociales o los mensajes que están recibiendo que por el momento presente y la conexión con su pareja.


Esto les lleva a estar desconectados emocionalmente: aunque están físicamente presentes, ambos miembros de la pareja no están realmente juntos. Puede haber resentimientos, falta de comunicación o problemas no resueltos en la relación que los distraen y les impiden estar plenamente presentes y disfrutar del encuentro sexual.


¿Te sientes identificado? Esto es porque a la mayoría de nosotros nos cuesta vivir el presente y tendemos a divagar y estar pendiente de muchas cosas a la vez. Por eso es importante practicar el “aquí y ahora”.

a man worried about something sat on a bed

Cómo practicar el estar en el “aquí y ahora” (Mindfulsex)


El mindfulsex, o sexo consciente, es la práctica de participar en una actividad íntima con plena conciencia y presencia en el momento. Implica aplicar los principios del mindfulness, como la aceptación y atención focalizada, a la experiencia sexual. Aquí tienes algunos elementos y prácticas clave del mindfulsex:

  1. Establecer la intención: Antes de iniciar la actividad sexual, establece la intención de estar plenamente presente y consciente. Toma la decisión consciente de enfocarte en la experiencia, conectarte con tu pareja y saborear las sensaciones.
  2. Centrar tus pensamientos: Intenta centrar tus pensamientos en tu placer y en el de tu pareja, es común que se vengan pensamientos ajenos, pero si esto ocurre, no te critiques ni sientas frustración, simplemente déjalo pasar.
  3. Desacelerar: Tómate el tiempo para disminuir la velocidad de la actividad sexual. Presta atención a cada toque, beso y caricia. Utiliza todos tus sentidos y vive plenamente la experiencia.
  4. Conciencia corporal: Sintonízate con tu cuerpo y las sensaciones físicas que experimentas. Enfócate en el placer, el calor, el cosquilleo y cualquier otra sensación física que surja. Explora las texturas, temperaturas y movimientos con curiosidad y presencia.
  5. Conciencia de la respiración: Presta atención a tu respiración durante toda la experiencia sexual. La respiración consciente y profunda puede ayudarte a anclarte en el momento presente y aumentar tu conciencia de las sensaciones en tu cuerpo. Sincroniza tu respiración con la de tu pareja si lo deseas, creando una conexión más profunda.
  6. Ley del NO juicio: Se refiere a la capacidad de observar los pensamientos, emociones y experiencias sin juzgarlos como buenos o malos, correctos o incorrectos. Practica esta ley y la aceptación de ti mismo. Deja de lado las expectativas, las presiones de rendimiento o los pensamientos autocríticos. Permítete simplemente estar en el momento sin juicio.
  7. Conexión emocional: Mantén una comunicación abierta y auténtica con tu pareja. Comparte tus deseos, fantasías y límites. Conéctate emocionalmente y crea un entorno seguro que fomente la intimidad y la confianza.
  8. Orgasmos conscientes: Durante el orgasmo, sumérgete por completo en las sensaciones. Presta atención a la acumulación de placer, el clímax y la liberación. Sé plenamente consciente mientras experimentas las oleadas de placer que recorren tu cuerpo.
  9. Reflexión posterior al sexo: Después de la experiencia sexual, tómate un momento para reflexionar sobre las sensaciones, emociones y conexiones que experimentaste. Expresa gratitud por la experiencia íntima compartida con tu pareja.

a couple in a sofa talking about something intimate

Conclusión


En un mundo lleno de distracciones y preocupaciones constantes, es fundamental cultivar la habilidad de estar verdaderamente presente en nuestras experiencias sexuales. Al dejar a un lado las preocupaciones y el estrés externo, podemos abrirnos a la conexión emocional y física con nuestra pareja, permitiendo que la intimidad florezca en su máximo esplendor. Al estar conscientes de nuestras sensaciones corporales, emociones y deseos, podemos sintonizarnos con nuestros propios deseos y los de nuestra pareja, creando un espacio donde ambos se sientan valorados y atendidos.


Podemos abrirnos a la conexión emocional y física con nuestra pareja, permitiendo que la intimidad florezca en su máximo esplendor.


La atención plena en las relaciones sexuales nos permite saborear cada momento, intensificar la pasión y el placer, y construir una intimidad más profunda y significativa. Así que, ya que tienes el secreto para obtener una experiencia sexual óptima, te animo a que nutras el momento presente y conseguir con ello abrir la puerta a experiencias sexuales más gratificantes y significativas.

Anel Martínez

Autora: Anel Martínez  (Sexual Coach en MYHIXEL)

Sexóloga especializada en terapia y educación sexual, salud mental y comportamiento humano.