Asexualidad: la gran desconocida

Escrito por: Anel Martínez

|

|

Tiempo de lectura 5 min

Asexualidad: la gran desconocida


En el mundo de la diversidad sexual encontramos todo tipo de personas. Afortunadamente, a medida que avanza la sociedad, también avanzan los derechos de las personas LGTBIQ+, así como el conocimiento que se tiene sobre la sexualidad en general. Pero existen algunas identidades sexuales que aún siguen generando controversia y de las que se da un gran desconocimiento: las personas que se identifican como asexuales.


Una de las razones por las que esto ocurre es que existen diversas teorías al respecto, cada una representando vivencias diferentes y un escaso consenso. Algunos profesionales la sitúan como un problema a resolver en terapia, mientras que otros defienden que no se trata de una patología o enfermedad que haya que curar y que estas personas pueden vivir en completo bienestar.

 

Lo cierto es que, a pesar de ello, en muchas ocasiones se desconocen las experiencias de personas asexuales, que no suelen oírse, por lo que en este artículo hemos querido darle voz a esta población para resolver las principales dudas que tenemos en torno a esta identidad.

Visibilización de la asexualidad


Para hacer frente contra esta cuestión desconocida, hemos contado con la colaboración de la Asociación Asexuales México. Esta asociación es parte de una gran red llamada AVEN, que se dedica a la visibilización y la educación de la asexualidad y alberga la comunidad asexual en línea más grande del mundo, así como un gran número de recursos sobre asexualidad y espectro asexual. Además, se esfuerza por crear una discusión abierta y honesta sobre la asexualidad entre personas alosexuales y asexuales, como llegar a todos aquellos que demanden información o estén interesados en nuestra comunidad.


Igualmente, los miembros de AVEN en todo el mundo participan regularmente en proyectos de visibilidad, incluidos, entre otros, la distribución de folletos informativos, la conducción de talleres, la organización de reuniones locales y la comunicación con la prensa interesada.


Con respecto a la Asociación Asexuales México en concreto se centran en la divulgación y concienciación en español, abarcando España y Latinoamérica. Tres de sus integrantes se han ofrecido a participar en una entrevista que hemos desarrollado a partir de las principales inquietudes entre la población sobre lo que supone la asexualidad. A continuación podrás conocer los testimonios de A, B y C.

asexuales mexico y america

  1. ¿Qué significa asexualidad?

A lo define como “un espectro conformado por varias orientaciones sexuales, recientemente aceptadas y aún poco comprendidas, que van desde sentir poca atracción sexual en determinadas ocasiones (grisexuales) o ciertas circunstancias, como establecer un fuerte vínculo afectivo (demisexuales), hasta carecer totalmente de la misma atracción sexual (asexual).

  1. ¿Qué aspectos define a una persona asexual?

A: Se puede notar principalmente porque no existe un interés intrínseco en la sexualidad de las personas o temas sexuales, es decir, mientras las personas pueden “ponerse cachondas” al ver a alguien, ya sea un actor o una supermodelo con atributos que resaltan, un asexual pudiera solo expresar que le parece estéticamente bonito…

  1. ¿Cuál es el porcentaje de personas asexuales?

A y C afirman que “en el mundo se estima que alrededor del 1-3% de la población se identifica como asexual”. Nos cuentan que en México se estimó como mínimo que el 2.2% de la población se identifica con alguna orientación dentro del espectro, mientras que en Estados Unidos se calcula que son un 1.7%.

  1. ¿Cómo una persona puede estar seguro de que eres asexual?

C comenta que “no tenemos conflicto con lo que somos, te puedo decir que hasta busqué durante mucho tiempo saber qué me sucedía y por qué no podía ser igual al resto.” Para C, hablar sobre la asexualidad abiertamente con su psicóloga fue algo que le ayudó a dejar de buscar una explicación y empezar a sentirse en paz.


A añade que “una persona no siempre se va a dar cuenta de que uno es asexual”, pero hay una serie de situaciones que les hacen ver que no les atrae nada el hecho de entablar encuentros sexuales y que muchas personas lo hacen por complacer a su pareja, lo que lleva a situaciones que acaban en problemas de pareja.

a man worried

  1. ¿Cuál es la diferencia entre una amistad y una relación asexual?

Para A la amistad es algo más cercano a la familia, ya que no existe erotismo normalmente entre hermanos (por ejemplo), salvo algunas excepciones y culturas. Además, añade que “ser asexual no significa no sentir atracción romántica, o tener una necesidad afectiva… Hay parejas asexuales que pueden ser felices sin relaciones sexuales, pero atienden la parte romántica…”. Por último, concluye que “hay parejas de asexuales con personas no asexuales y funciona, porque una relación al final de cuentas es a base de comunicación y acuerdos, no solo sexo.”

  1. ¿Las personas asexuales experimentan excitación y se masturban? ¿Se estimulan viendo porno?

C lo afirma rotundamente, mientras que A además añade que “la excitación es una reacción fisiológica normal a estímulos en el cuerpo… Aunque hay muchos que son más cerrados a ver cualquier cosa que tenga que ver con el porno o que tenga que ver con tocarse, sea por cuestión psicológica, o por estar hartos de ver tanta hipersexualización.”


Además, A nos cuenta que “hay muchos asexuales que les gusta escribir ficción erótica, dibujar o hacer fotos eroticas. Algunas personas pueden ver porno por placer o solo por curiosidad y los que se llegan a masturbar es debido a múltiples razones como método para desestresarse, para mantener la próstata sana o simplemente para conciliar el sueño”.

  1. ¿Una persona asexual puede tener diferente orientación sexual?

A y C explican que en este caso se entendería como atracción romántica o afectiva. Por ejemplo, “uno puede ser asexual en su orientación sexual, pero románticamente o en su orientación romántica estar atraídos a los hombres (homorromántico)”

  1. ¿Pueden las personas asexuales tener relaciones con personas que no son asexuales?

A nos cuenta que “en la comunidad te puedes encontrar toda clase de historias, de parejas no asexuales (alosexuales) con asexuales, bajo los mismos términos, que tienen sexo con sus parejas por complacerlas y no tienen problema con ello. Otras sufren porque no encuentran quien las entienda, mientras que, otras disfrutan su soledad y otros simplemente ofrecen la posibilidad de mantener una relación abierta”.

  1. ¿La asexualidad es una orientación sexual temporal o permanente?

C afirma que es algo permanente, mientras que A añade que además es motivo de una lucha y activismo constante ante la familia y las parejas.

  1. ¿Cómo reacciona la gente cuando les dices que eres asexual?

Para C “depende, muchos intentan normalizar su orientación… Otros directamente le aconsejan ir a un endocrinólogo, clínico o van mucho más lejos, me mandan al psiquiatra.” Aunque hay un sector pequeño que sí es comprensivo con la situación de forma plena.


Para A, la situación no es muy diferente, es por ello que intenta representar y visibilizar la asexualidad siempre que puede, no solo por luchar por sus derechos, sino por el de aquellas personas que siguen sintiéndose incomprendidas, solas y diferentes. Al fin y al cabo, “la asexualidad es más que una identidad”.

a man worried

La verdad detrás de la asexualidad


Para concluir, podríamos decir que la asexualidad sigue siendo identidades poco habladas y poco entendidas. Todavía existe mucho debate sobre la raíz y el desarrollo de la asexualidad pero lo más importante a discutir es que las personas que se auto identifican como asexuales, no son personas enfermas o que tienen un problema. Hay diferentes formas de querer, amar e intimar y esto es solo una forma de miles. El respeto hacia los demás nos hace ser mejores personas aceptando y comprendiendo la diversidad humana.

Anel Martínez

Autora: Anel Martínez  (Sexual Coach en MYHIXEL)

Sexóloga especializada en terapia y educación sexual, salud mental y comportamiento humano.