La adicción al sexo y su impacto en las relaciones

Escrito por: Anel Martínez

|

|

Tiempo de lectura 5 min


¿Alguna vez has sentido la necesidad de tener sexo de forma compulsiva? ¿O has tenido pensamientos sexuales persistentes durante todo el día sin poder concentrarte en tus tareas diarias? Puede que sean señales de adicción al sexo.


La adicción al sexo, también conocida como hipersexualidad o comportamiento sexual compulsivo, es una condición que interfiere con la vida diaria y las relaciones. Al igual que otras adicciones, esta puede tener consecuencias negativas como relaciones más deterioradas, problemas económicos o incluso cuestiones legales. También puede tener consecuencias físicas como infecciones de transmisión sexual, embarazos no deseados y lesiones físicas.

¿Sabías que el 6% de la población sufre de adicción al sexo según BBC News World? Pero, ¿cómo saber con certeza si eres adicto al sexo?

Worried man in bed

¿Tienes un problema con el sexo? Cómo saberlo


Si te preocupa que puedas ser adicto al sexo, hay algunas señales a tener en cuenta:


1. Preocupación con pensamientos o comportamientos sexuales: notas que pasas una cantidad significativa de tiempo pensando en sexo (como fantasías sexuales).


2. Pérdida de control: sientes que no puedes dejar de participar en comportamientos sexuales, incluso cuando sabes que están causando problemas en tu vida (como la masturbación).


3. Cambios en tu vida personal e íntima: tus comportamientos sexuales pueden estar causando consecuencias negativas en tu vida, como problemas en las relaciones, tanto románticas como sexuales.


4. Mantenimiento del comportamiento a pesar de las consecuencias negativas: sigues participando en comportamientos sexuales compulsivos, incluso cuando sabes que están causando problemas en tu vida.


5. Dificultad o deterioro: estas conductas pueden causar angustia o deterioro en otras áreas de tu vida, como el trabajo, la vida social o las aficiones.


Nota aclaratoria: estas son algunas señales que pueden alertarnos sobre posibles comportamientos problemáticos, no una lista de confirmación para un diagnóstico. Si experimentas alguno de estos signos o síntomas, puede ser útil hablar con un profesional de la salud mental especializado en adicción al sexo o comportamiento sexual compulsivo. Ellos pueden ayudarte a comprender tu comportamiento y desarrollar un plan de tratamiento para abordarlo.


Entonces, estos son algunos de los signos de la adicción a la pornografía, pero probablemente te preguntes: ¿de dónde viene este comportamiento? ¿Por qué soy así?

Man in therapy talking with woman

De la fantasía a la obsesión: comprendiendo la progresión de la adicción al sexo


Las causas de la adicción al sexo son complejas y, normalmente, son influidas por una variedad de factores que van desde cuestiones biológicas o psicológicas hasta factores ambientales. Algunas de las cuestiones que pueden contribuir al desarrollo de la adicción al sexo incluyen:

  • Trauma: experiencias traumáticas, como abuso sexual o negligencia en la infancia, pueden aumentar el riesgo de desarrollar adicción al sexo.

  • Trastornos de salud mental: las personas con depresión, ansiedad o trastorno bipolar pueden ser más vulnerables a desarrollar adicción al sexo.

  • Abuso de sustancias: el abuso de sustancias puede aumentar el riesgo de desarrollar adicción al sexo, ya que suele conducir a comportamientos impulsivos y compulsivos. Algunas sustancias que pueden alterar nuestros comportamientos pueden ser:

    • Metanfetamina y cocaína: estas potentes drogas estimulantes pueden aumentar el deseo sexual y reducir las inhibiciones.

    • Alcohol: si bien el alcohol es una droga depresora, también puede reducir las inhibiciones y aumentar el deseo sexual, lo que puede llevar a comportamientos sexuales de riesgo y un mayor riesgo de desarrollar adicción al sexo.

  • Factores sociales y culturales: los factores sociales y culturales, como la falta de educación sexual o la exposición a material sexualmente explícito, también pueden contribuir al desarrollo de la adicción al sexo.

Es importante tener en cuenta que la adicción al sexo es una condición compleja y multifacética, y las causas pueden variar de una persona a otra. La verdad del asunto es que pasar por esto puede afectar a una persona en muchos aspectos.

Navegando los desafíos de la adicción al sexo


Como se mencionó anteriormente, la adicción al sexo puede interferir en tu capacidad para establecer y mantener relaciones saludables, provocar problemas económicos e incluso legales, y aumentar el riesgo de infecciones de transmisión sexual y embarazos no deseados. También puede causar angustia emocional, ansiedad y depresión. Además, puede generar sentimientos de vergüenza, culpa y baja autoestima, lo cual puede afectar aún más tu salud mental y bienestar.

Cómo afecta la adicción al sexo en tus relaciones


La adicción al sexo puede afectar de manera significativa la capacidad de una persona para establecer y mantener relaciones románticas saludables. Como resultado de este comportamiento, las personas con adicción pueden participar en conductas sexuales compulsivas con múltiples parejas, lo que puede llevar a la infidelidad y generar sentimientos de traición en la relación principal. Esto puede causar malestar tanto para la persona con la adicción como para su pareja.

Blurred man looking for woman


Además de la infidelidad, la adicción al sexo también puede llevar a una disminución del deseo sexual o dificultades para lograr la excitación sexual con la pareja principal. Esto deriva en un impacto negativo en la intimidad y la confianza en la relación, y puede hacer que la pareja se sienta indeseada o poco importante. La persona con la adicción también suele sentir vergüenza o culpa por su incapacidad para tener un desempeño sexual satisfactorio, lo que genera más problemas en la relación.

Pero, ¿qué pasa si estoy soltero/a y soy adicto al sexo?


Las personas que experimentan adicción al sexo suelen tener serios problemas para establecer conexiones emocionales saludables y relaciones con los demás. Uno de los síntomas principales de la adicción al sexo es un enfoque persistente e intenso en el comportamiento sexual, lo cual puede interferir en la capacidad de conectar emocionalmente con los demás de manera saludable.


Las personas con adicción al sexo pueden enfrentar dificultades en la intimidad y en la confianza en sus relaciones, lo cual puede generar sentimientos de soledad y aislamiento. Esto se debe a que la adicción al sexo a menudo implica un patrón de comportamiento sexual compulsivo que se busca para satisfacer necesidades emocionales, como la validación, la atención o la autoestima. Sin embargo, la búsqueda de gratificación sexual puede dejar a las personas sintiéndose vacías e insatisfechas, lo cual genera un ciclo de comportamiento adictivo que puede socavar aún más las conexiones emocionales con los demás.

¿Qué se puede hacer?

Puede ser útil trabajar con un terapeuta o consejero para desarrollar estrategias que te ayuden a mantener comportamientos sexuales saludables en tu relación. Esto puede incluir desarrollar habilidades de comunicación, establecer límites y participar en actividades que promuevan la intimidad y la conexión emocional.


Recuerda que la recuperación de la adicción al sexo es un proceso y puede llevar tiempo encontrar una pareja estable que sea comprensiva y apoye tu proceso. Sin embargo, con paciencia, compromiso y disposición para buscar ayuda y apoyo, es posible construir una relación saludable y satisfactoria mientras superas la adicción al sexo.


Anel Martínez

Autora: Anel Martínez  (Sexóloga de MYHIXEL)


Sexóloga especializada en terapia y educación sexual, salud mental y comportamiento humano.

PD: Recuerda que puedes reservar una consulta privada con ellos en MYHIXEL CLINIC. Reserva tu cita aquí.