Curiosidades sobre el sexo oral

Escrito por: Anel Martínez

|

|

Tiempo de lectura 3 min

El sexo oral es un gesto de aprecio y sensualidad. Es una forma de conectar con alguien de una forma agradable. Sin embargo, incluso como acto aislado, el sexo oral es una experiencia profundamente íntima y satisfactoria para ambas partes.


Se sabe que esta conducta ha existido desde hace siglos, pero aun así, sigue habiendo mitos relacionados con el sexo oral. Sigue leyendo para aprender sobre algunos mitos y datos sobre el sexo oral. 

  • ¿Sabías que hace mucho tiempo se podía ir a la cárcel por practicar sexo oral? En la Europa medieval, el sexo oral estaba prohibido porque se consideraba «antinatural», ya que no era posible la procreación. Los que practicaban cunnilingus recibían cuatro años de penitencia por su pecado, mientras que los que hacían una felación recibían cinco años.

  • Por si tenías alguna duda, aquí tienes la respuesta: el sexo oral es sexo. A pesar de la frecuencia con la que se practica el sexo oral, la gente no se decide si el sexo oral realmente «cuenta» como sexo. Esto se debe a que muchos jóvenes y adolescentes quieren conservar su «virginidad técnica» y no consideran el sexo oral como sexo auténtico. Tal vez sea porque el sexo oral no es penetración en el sentido tradicional, o porque el acto no puede conducir a la concepción.

  • Algunos biólogos creen que el sexo oral puede haber ayudado al proceso evolutivo, ya que el placer sexual entre parejas sirvió para que los primeros humanos seleccionaran mejores parejas.

  • El sexo oral no es exclusivo de los diferentes sexos, es igualmente placentero para todas las personas. Sin embargo, en un estudio, los hombres mencionaron que eran más susceptibles a recibir sexo oral, mientras que las mujeres son más propensas a decir que lo practicaron a su pareja.

  • Recibir sexo oral aumenta la probabilidad de que una mujer o persona con vulva llegue a alcanzar un orgasmo durante la actividad sexual. Esto se debe a que las relaciones sexuales con penetración por sí solas pueden dificultar que una mujer o una persona con vulva alcancen un orgasmo. 

  • Comer ciertos alimentos no cambia el sabor del semen o del flujo vaginal, pero llevar a cabo una cierta dieta sí pueden hacerlo. Es posible que hayas oído que comer alimentos, como lo son las piñas, puede cambiar el sabor de tu vagina o el semen. Aunque esto no es totalmente cierto, comer alimentos con mayor contenido de azúcar, como la fruta, podría hacer que los fluidos corporales tengan un sabor un poco más dulce. Eso sí, el efecto no es inmediato, sobre todo en los hombres, ya que el fluido de la próstata en la eyaculación puede producirse semanas o meses antes.

  • ¿Eres de los que escupen o los que tragan? Las personas que tragan no experimentan ningún daño (suponiendo que estén libres de infecciones de transmisión sexual y del virus del Zika, claro). De hecho, algunos estudios han sugerido incluso que la exposición al semen ofrece extraños beneficios para la salud, como una menor probabilidad de preeclampsia o depresión.

  • Los humanos no son la única especie que practica sexo oral. Animales como los murciélagos chinos, los chimpancés bonobos, los guepardos, los tigres y los osos negros también lo practican.

  • El hecho de que no haya penetración no significa que el sexo oral sea automáticamente una opción segura. De hecho, hay varios riesgos que debes tener en cuenta cuando se trata de prácticas orales. Existe la posibilidad de contraer una ITS por dar o recibir sexo oral, sea cual sea tu sexo u orientación sexual. Para evitar cualquier posibilidad de contraer una ITS, es aconsejable utilizar un preservativo o una barrera dental.

  • El sexo oral durante la menstruación es muy placentero. Para las mujeres o personas con vulva, puede ser muy agradable, ya que ayuda a aliviar el dolor durante esos días del mes. El sexo oral no tiene por qué estar descartado cuando se está en el periodo. Solo tienes que elegir un día de poco flujo, poner una toalla de color oscuro y asumir el caos. 

Conclusión

A pesar de lo practicado que es el sexo oral, se desconoce mucho sobre él. Saber qué cosas hacer y qué cosas evitar, nos ayuda a disfrutar más del momento y sentirnos más seguros. El sexo oral es sumamente placentero, así que túmbate, relájate y déjate llevar por las sensaciones. 

Anel Martínez

Autora: Anel Martínez  (Sexóloga de MYHIXEL)

Sexóloga especializada en terapia y educación sexual, salud mental y comportamiento humano.


PD: Recuerda que puedes reservar una consulta privada con ellos en MYHIXEL CLINIC. Reserva tu cita aquí.